Pin It

Widgets

El valle de Huanglong: El descenso del dragón amarillo

El valle de Huanglong se ubica en el área noroccidental de la provincia de Sichuan, en China, región que ha sido declarada reserva de la biosfera y patrimonio de la humanidad por la Unesco. Huanglong se encuentra cerca de la intersección entre la cordillera del Himalaya y las zonas subtropicales y tropicales del hemisferio norte,  integrando una región escarpada que alberga espectaculares paisajes kársticos, hermosos bosques, montañas coronadas por blancas cúspides, arroyos y fuentes termales, además de sus características terrazas naturales formadas por depósitos de calcita, un fenómeno poco común en la naturaleza, una rareza de la que ya hemos hablado en nuestra anterior entrada de Pamukkale en Turquía. Durante miles de años de formación geológica el agua ha fluido por el valle, disolviendo la piedra caliza y cargándose de carbonato de calcio para posteriormente acumularse en depósitos de travertino, formando presas naturales y creando estanques y saltos de agua de gran belleza.

Las aguas del río Fujiang descienden entre los abruptos desfiladeros de las montañas, alimentando con sus afluentes las terrazas de Huanglonggou, que tienen una longitud total de casi cuatro kilómetros, fluyendo por el valle rodeadas de vegetación y tiñendo el paisaje con los cambiantes colores de sus aguas amarillas, naranjas, verdes y azules, tonos originados por el gran de número de algas y bacterias que proliferan en los embalses, costituyendo un paisaje tan bello como inusual.

La flora de la zona montañosa de Huanglong varía según su altitud, pudiendo encontrarnos bosques mixtos de pináceas como la tsuga de china o la picea de dragón, así como bosques de coníferas de carácter subalpino dominados por abetos, alerces y abedules, dando paso a prados alpinos por encima de los tres mil quinientos metros. Huanglong alberga una gran diversidad biológica, siendo el habitat de casi sesenta especies de mamíferos, algunos de ellos en grave peligro de extinción, como el panda gigante, el oso del Himalaya, el manul, el pando rojo o el mono dorado de nariz chata, así como más de ciento cincuenta especies de aves, como el pigargo de Pallas o el faisán monal chino.

Huanglonggou también es conocido como "El camino del dragón amarillo", una bella metáfora para describir el escalonado descenso de las doradas aguas a través del espectacular valle, una colorida pendiente que recorre sus increíbles formaciones de travertinos y sus más de tres mil piscinas y bancos de piedra caliza, rodeados de montañas boscosas cubiertas de nieve y plantas exóticas, componiendo un paisaje de belleza inverosímil, un hermoso capricho de la naturaleza.


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Tomoaki Inaba


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Tomoaki Inaba


El valle de Huanglong, Sichuan, China
gill_penney


El valle de Huanglong, Sichuan, China
gill_penney


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Jill Shih


El valle de Huanglong, Sichuan, China
gill_penney


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Ken Marshall


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Ken Marshall


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Ken Marshall


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Culantor Lin


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Culantor Lin


El valle de Huanglong, Sichuan, China
Culantor Lin