Pin It

Widgets

Tsingy de Bemaraha: La Selva de Piedra de Madagascar

El Parque Nacional Tsingy de Bemaraha se ubica en la provincia de Mahajanga, al norte de la garganta del río Manambolo, en el área occidental de Madagascar. La zona es conocida por su singular paisaje kárstico de afiladas agujas de roca caliza, rodeadas por bosques vírgenes, lagos y humedales. La piedra caliza se alzó del lecho marino para formar esta meseta hace unos doscientos millones de años y las posteriores precipitaciones lluviosas durante milenios han ido disolviendo la roca hasta formar estos espectaculares pináculos. El Tsingy de Bemaraha, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 1990, integra un ecosistema único, muy diferente de los valles y de las sabanas circundantes, una zona de difícil acceso, abrigando numerosos refugios para las especies endémicas de la zona y albergando ejemplares de flora y fauna que aún no han sido catalogados por la ciencia.

La vegetación de la reserva del Tsingy se compone de pequeñas áreas de densos y húmedos bosques tropicales en el interior de sus cañones. En su parte occidental destacan los bosques secos de hojas caducas, característicos de las regiones kársticas calcáreas del oeste de Madagascar, que se adaptan a las extremas condiciones climáticas de la zona. Su zona oriental está formada por sabanas cubiertas de hierba y arbustos de tierras bajas. El parque natural es el habitat de más de cuatrocientas especies de plantas, así como once especies diferentes de lémures y otros mamíferos endémicos como la fanaloca o la mangosta de cola anillada,  más de cien especies de aves, como el coua o el pigargo malgache, este último en grave peligro de extinción, y numerosos tipos de reptiles como la iguana de Madagascar o los camaleones del género brookesia, grupo en el que se engloban los camaleones más pequeños del planeta. Para hacernos una idea de la riqueza y singularidad de este entorno, basta comentar que su fauna y su flora poseen una increíble tasa de endemismo cercana al ochenta y cinco por ciento. 

La palabra malgache de "Tsingy" se traduce como "el lugar donde no se puede caminar descalzo", lo cual parece evidente cuando observamos las afiladas rocas que despuntan como tajantes saetas hacia el cielo, cuestión que no parece importar en exceso a los lémures que se mueven con extrema destreza sobre ellas. El Tsingy de Bemaraha integra un escabroso laberinto de agujas de roca y angostas gargantas, de bellas  formaciones kársticas sobre sus punzantes mesetas que encierran un bosque en sus entrañas, un aislado relicto de una época arcaica. 


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Marco Zanferrari


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Marco Zanferrari


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Frank.Vassen


Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Mahajanga, Madagascar
Olivier Lejade