Pin It

Widgets

El Tatio: Un campo de géiseres en los Andes

El campo de géiseres de El Tatio se encuentra en la Cordillera de los Andes, en la zona norte de Chile, próximo al desierto de Atacama y a más de cuatro mil metros de altitud sobre el nivel del mar, abarcando una superficie de diez kilómetros cuadrados de campos geotérmicos. El Tatio cuenta con aproximadamente ochenta géiseres, comprendiendo casi un ocho por ciento de los géisers conocidos de nuestro planeta e integrando la mayor agrupación del hemisferio sur y la tercera del mundo. La belleza de El Tatio reside en el asombroso escenario en el que se ubica, donde las sales minerales tiñen su tierra con bellos tonos azafranados que contrastan con el azul del cielo andino, contra el que se perfilan las cimas nevadas del macizo montañoso, conformando un espectáculo natural de increíble belleza.

Los depósitos de agua que alimentan este campo de géiseres se encuentran cubiertos por capas de roca impermeables, siendo conducidos por las fallas hasta la superficie. Aunque se desconoce cual es la fuente de calor que alimenta el campo geotérmico se cree que quizás sea el magma o una intrusión ígnea. Debido a la menor presión atmosférica a estas altitudes, el punto de ebullición del agua es de tan solo 86 ºC, temperatura a la que emerge de sus acuosos cráteres formando fumarolas de vapor y chorros de agua que se alzan una media de 76 centímetros sobre el suelo, pudiendo llegar a alcanzar los siete metros de altura.

La actividad de las fumarolas suele comenzar de madrugada, iniciando su actividad sobre las cinco de la mañana y finalizando entre las siete y las ocho. Antes de la salida del sol pueden registrarse temperaturas de hasta quince grados bajo cero, fluctuando entre los 15 y 20 grados centígrados cuando el astro rey ya se muestra en el horizonte. Las pozas de aguas termales que se forman cerca de los géiseres no sobrepasan los 40°C, permitiendo disfrutar de un baño placentero a los visitantes mientras contemplan los albores del día, aunque siendo cuidadosos de no acercarse en exceso a los chorros de agua que podrían provocarles quemaduras. Otro de los atractivos turísticos del campo de géiseres es la posibilidad de observar parte de la fauna típica del altiplano andino, como los suris, también conocidos como ñandúes de Darwin, las vizcachas de la sierra o las vicuñas, siendo habitual poder contemplar a estos camélidos silvestres de bellos tonos beige en las proximidades.

El Tatio integra un marco de belleza natural incomparable, una visión imponente y árida donde la escasa densidad de la atmósfera nos brinda un firmamento prístino, donde las cumbres andinas custodian un entorno colmado de fumarolas y solfataras, de géiseres que exhalan chorros de vapor y agua hirviente, de cráteres de lodo y aguas termales que nos trasladan a un paisaje que se nos antoja ajeno a nuestro planeta.


Campo de géiseres de El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Nico Kaiser


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Osmar Valdebenito


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Alvaro Ortiz


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Dennis Tang


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Phil Whitehouse


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Nico Kaiser


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Nico Kaiser


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Chile_Satelital


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Carol Neuschul


El Tatio, Cordillera de los Andes, Chile
Chile_Satelital