Pin It

Widgets

Misty Fjords: Las costas vírgenes de Alaska

Nuestra entrada de hoy nos traslada a un lugar remoto, tan solo accesible en hidroavión o barco, pues no existen carreteras que lo conecten con los núcleos urbanos. Un lugar salvaje del sureste de Alaska que abarca un área de casi diez mil kilómetros cuadrados de ecosistemas costeros prácticamente vírgenes. Un entorno indómito donde los fiordos cercados por la sempiterna bruma esconden abruptos acantilados, densos bosques de coníferas, mantos de hielo, lagos y grandes ríos que se alimentan de las aguas del deshielo. Un lugar donde convergen el agua dulce y la salada, creando un hábitat rico y fértil, donde muchos de los valles que labraron los glaciares se llenan con el agua del mar, formando escarpados canales donde se alzan paredes casi verticales que llegan a alcanzar los novecientos metros de altura.

El extraordinario paisaje de Misty Fjords fue labrado durante siglos por los glaciares, la actividad volcánica y la acción de las olas. Los glaciares comenzaron a moldear el entorno hace unos dos millones de años, durante el Pleistoceno, una labor que perduró hasta la última edad de hielo, hace unos diez mil años. Antes del inicio de estas glaciaciones, las colinas y montañas alcanzaban elevaciones mucho más altas, mientras los arroyos y ríos que fluían a través de ellas conformaban valles en forma de V que más tarde fueron profundizados y ampliados por la fuerza glaciar. La intrincada red de canales de agua, los acantilados y sus agrestes costas son una prueba evidente de este fenómeno. El Monumento Nacional de los Fiordos Brumosos ( Misty Fjords National Monument ) integra uno de los lugares más espectaculares de Alaska, donde los estuarios de marea dominan un paisaje de cumbres envueltas en bruma, bosques siempre verdes que parecen interminables y lagos que toman tonos esmeralda y aguamarina debido a los sedimentos que arrastran sus aguas.

Estos fiordos brumosos y densos bosques constituyen el hábitat de grandes mamíferos como el oso pardo de Alaska, el oso negro, el ciervo de cola negra de Sitka o los lobos, además de otros como nutrias o visones. En el canal de Behm y las aguas cercanas al mar es habitual la presencia de leones marinos, focas, marsopas y ballenas, así como una gran cantidad de especies de aves, como los colibríes, los cisnes trompeteros, las garzas o las águilas calvas, que anidan en los árboles próximos a ríos y costas, donde las machos y hembras comparten la crianza durante el verano. Misty Fjords es también un lugar conocido por los amantes de la pesca, debido al gran número y tamaño de los peces que se encuentran en sus lagos y arroyos, integrando el hábitat de cinco especies de salmón del Pacífico y concentrando en sus costas casi la mitad de las zonas de desove del salmón real en el sureste de Alaska.

Extendiéndose a lo largo de la costa norte del Pacífico nos encontramos con los bosques templados húmedos en las escarpadas laderas. La mayor parte de estos árboles son antiguos y su paz nunca ha sido perturbada por los hombres. Estos densos bosques de coníferas se componen principalmente por tsugas del Pacífico, piceas de Sitka, cedros rojos y cedros de Alaska. Entre estas compactas masas forestales se abren claros donde se encuentran las turberas, que son humedales ácidos dominados por plantas hidrófilas, como juncias y juncos, musgos de turbera y arbustos que se adaptan a estos suelos. Estas turberas son ecosistemas que cumplen valiosas funciones ambientales, constituyendo un hábitat para ciertas especies vegetales que sólo se desarrollan en este tipo de ambientes, ayudan a regular los caudales y proporcionan hogares que facilitan la reproducción de las aves.

Misty Fjords es sinónimo de naturaleza virgen, de lluvia y humedad constantes. Un paisaje de costas quebradas en innumerables ensenadas y moteadas de islotes, de estuarios envueltos en niebla, donde cientos de arroyos y cascadas fluyen a través de estrechas y sinuosas hendiduras hacia los canales de agua salada, donde sus lagos simulan espejos engarzados entre densas masas forestales que se extienden a lo largo de casi un millón de hectáreas a través del Bosque Nacional Tongass, comprendiendo la mayor extensión de bosques vírgenes en el estado de Alaska. Un lugar de belleza ingobernable y asombrosa.


Monumento Nacional de los Fiordos Brumosos ( Misty Fjords National Monument ), Bosque Nacional Tongass, Alaska
ann-dabney


Misty Fjords National Monument, Alaska
get directly down


Misty Fjords National Monument, Alaska
get directly down


Misty Fjords National Monument, Alaska
get directly down


Misty Fjords National Monument, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Bosque Nacional Tongass, Alaska
Kimberly Vardeman


Misty Fjords National Monument, Bosque Nacional Tongass, Alaska
Dave Bezaire & Susi Havens-Bezaire


Misty Fjords National Monument, Alaska
Dave Bezaire & Susi Havens-Bezaire