Pin It

Widgets

El Lago Nakuru: La belleza salvaje de Kenia

El Parque Nacional del Lago Nakuru se sitúa a casi mil ochocientos metros sobre el nivel del mar, en la fractura geológica del Gran Valle del Rift, en la zona central de Kenia. El lago comprende un veintisiete por ciento del parque, con una longitud de nueve kilómetros y un ancho de cinco. Aunque las aguas del lago son muy alcalinas, en ellas habita una gran abundancia de algas y zooplancton, que atraen a miles de flamencos, en ocasiones más de un millón de ellos anidando en las costas, conformando un asombroso espectáculo de vida y color. Alrededor del lago, los bosques y pastizales integran un santuario para la vida salvaje, especialmente para los grandes mamíferos en peligro de extinción, como la Jirafa de Rothschild o los rinocerontes blancos y negros.

El parque fue ampliado recientemente, abarcando en la actualidad un área de 188 kilómetros cuadrados. Esta ampliación intenta proporcionar una zona segura al rinoceronte negro, críticamente amenazado y extinguido debido a la caza furtiva en varios países africanos. Rescue Rhino, la organización benéfica dedicada a salvar a los rinocerontes del planeta, costeó la construcción de la cerca eléctrica que ahora rodea el parque, creando un refugio seguro para estos animales frente a los furtivos. Tras la ampliación, el parque avanza doce kilómetros en dirección sureste hasta la frontera con la reserva de Soysambu, que constituye el único punto de paso de la vida salvaje hacia el lago Naivasha.

Nakuru es hoy en día un ejemplo del éxito en la conservación de los rinocerontes africanos en peligro de extinción, contando en la actualidad con cerca de sesenta rinocerontes negros, integrando una de las mayores concentraciones del país, además de unos cuarenta rinocerontes blancos. Entre los grandes depredadores del parque, destaca la presencia de los guepardos, leopardos, hienas y una pequeña población de leones, así como las pitones de gran tamaño en los bosques densos, que pueden observarse con frecuencia cruzando los caminos del parque o colgando de los árboles. La introducción de peces tolerantes a la sal en el ecosistema del lago, como el alcolapia grahami, una especie endémica de las aguas hipersalinas y cálidas del Lago Magadi en Kenia, ha hecho habitual la presencia de numerosas aves además de los flamencos, como el pigargo vocinglero, la garza goliat, el avemartillo, el martín pescador pío, o la bella águila de Verreaux, también conocida como águila negra africana, sumando en total unas trescientas especies de aves, que convierten a Nakuru en un paraíso para los ornitólogos. Aunque sus aguas concentran una alta salinidad, el lago sustenta un hábitat rico en biodiversidad, incluyendo una gran variedad de flora y fauna acuática, siendo el hogar de diversos mamíferos como los hipopótamos o las nutrias.

El naturalista y ornitólogo americano Roger Tory Peterson, uno de los pioneros del movimiento ecologista del siglo XX, describió el parque nacional como "el mayor espectáculo de aves en la Tierra", pues Nakuru es, sin lugar a dudas, el más famoso y bello de los lagos del Gran Valle del Rift de Kenia. Un lugar inundado por los bellos tonos de más de un millón de flamencos en algunas épocas del año, un parque nacional que atestigua el éxito en su empeño de evitar la extinción de los rinocerontes de nuestro planeta. Aunque por desgracia, en Nakuru no todo es positivo. A pocos kilómetros del lago se encuentra la cuarta ciudad más grande del país, que recibe el mismo nombre que el lago. Las aguas del parque nacional sufren los vertidos incontrolados desde esta ciudad, produciendo una fuerte degradación del medio ambiente. Entre los años 1994 y 1995 se produjeron muertes masivas de flamencos causadas ​​por el envenenamiento del agua con metales pesados ​​y toxinas. Esta situación dio lugar a la puesta en marcha de un programa destinado al procesamiento de los residuos industriales y urbanos, así como a la vigilancia y protección de la cuenca del lago, en un intento por evitar que una situación similar pueda ocurrir de nuevo y preservar una de los reservas naturales más bellas del continente africano.


Parque Nacional del Lago Nakuru, Gran Valle del Rift, Kenia
Wendy Lin


Flamencos en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Uzi Yachin


Flamencos en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Uzi Yachin


Flamenco en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Angell Williams


Cebras en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Katie Hunt


Hipopótamos en el Parque Nacional del Lago Nakuru
David Creighton


Parque Nacional del Lago Nakuru, pelícanos
Son of Groucho


Cebras en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Paul Mannix


Cebras en el Parque Nacional del Lago Nakuru
IUCNweb


rinoceronte en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Franco Pecchio


Grupo de babuinos en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Ghost of Kuji


Jirafa en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Andrea Schieber


Parque Nacional del Lago Nakuru
Andrea Schieber


Rinocerontes en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Joachim Huber


Flamencos en el Parque Nacional del Lago Nakuru
Alan Green


Parque Nacional del Lago Nakuru
Xiaojun Deng