Pin It

Widgets

Sossusvlei: Las dunas de Namibia

En nuestra entrada de hoy conoceremos uno de los lugares más bellos y desolados de nuestro planeta, ubicado en el vasto desierto del Namib, considerado el más longevo del mundo. Extendiéndose a través de este arcaico desierto que ya existía durante la Era Terciaria, el Parque nacional de Namib-Naukluft abarca una superficie cercana a los cincuenta mil kilómetros cuadrados, integrando el parque nacional más grande del continente africano y el cuarto del planeta. El área más conocida de Namib-Naukluft se caracteriza por sus altas dunas de fina arena y por sus tonos encarnados y naranjas intensos, como consecuencia del alto porcentaje de hierro que contiene la arena y los consiguientes procesos de oxidación. Esta zona, conocida como Sossusvlei, integra uno de los lugares más bellos de Namibia, donde se encuentran algunas de las dunas más altas del mundo, muchas de ellas por encima de los doscientos metros, siendo la más alta de todas ellas la conocida como "Big Daddy, que se alza hasta una increíble altura de trescientos ochenta metros.

Cuando observamos las grandes dunas de Sossusvlei, nos llama la atención la verde vegetación que motea tan yermo paraje. Una vegetación que consigue subsistir gracias a la humedad que portan las nieblas matutinas que cruzan el desierto desde el Océano Atlántico y a los efímeros ríos subterráneos que inundan estacionalmente las cuencas formadas entre las grandes dunas, permitiendo la creación de fugaces pantanos conocidos localmente como "vleis", aunque a menudo transcurren varios años entre una inundación y la siguiente. Cuando estas charcas se secan, nos muestran sus suelos cuarteados por el sol, presentando blancos tonos debido a la alta concentración salina y entrando en claro contraste con las arenas de las dunas bermellones. A principios de este año ya os habíamos mostrado parte de la belleza de este increíble entorno en nuestra entrada sobre DeadVlei, que se ubica a unos dos kilómetros de Sossusvlei, conformando la blanca cuenca salina de una laguna extinta donde se perfilan los negruzcos esqueletos de antiguas acacias agostadas por el sol.

En estos yermos parajes, también nos sorprende su fauna relativamente rica, compuesta en su mayoría por pequeños seres que son capaces de sobrevivir en este entorno donde el agua es escasa y huidiza. Muchos de ellos son endémicos y altamente adaptados a las duras condiciones del Namib, como el stenocara, un coleóptero que ha desarrollado la capacidad de condensar la humedad de los vientos marítimos y las nieblas sobre su exoesqueleto. Un ingenio de la evolución que ha llamado la atención de los científicos, que intentan reproducir sus características para captar el agua en lugares desérticos. Entre la diversa fauna de Sossusvlei podemos encontrarnos con otros artrópodos, como la araña seothyra o las hormigas león, que en su fase adulta nos recuerdan a las libélulas, aunque su nombre se refiere a su fase larvaria, viviendo en los suelos arenosos y excavando hoyos en forma de embudo en cuyo fondo se esconden, dejando sobresalir sólo sus mandíbulas. En Sossusvlei también podemos encontrar diversos mamíferos, como pequeños roedores o los chacales de lomo negro, siendo posible contemplar en raras ocasiones a los lobos de tierra, que, al contrario que las demás hienas, son tímidos insectívoros solitarios. La fauna de la zona la completan los pequeños reptiles y las aves, como la alondra de las dunas y varias especies de aves migratorias que llegan conjuntamente con las inundaciones y los pantanos. Los animales de mayor tamaño que podemos encontrar en esta zona, son los antílopes, principalmente órices y gacelas saltarinas, así como las avestruces.

Os dejamos con las veinte fotografías que capturan la belleza de este paisaje fascinante y casi surrealista, donde blanquecinos lechos lacustres se intercalan con inmensas dunas de roja arena hendidas por las pequeñas huellas de los insectos y jaspeadas por verdes arbustos, integrando uno de los lugares más fotografiados del África subsahariana y conformando el imponente escenario de diversas películas de género fantástico, como el thriller psicológico "La celda", donde el paisaje de Sossusvlei representa una realidad virtual y onírica. Un lugar hermoso y atormentado por el sol, donde los fugaces ríos mueren en las arenas para posibilitar su sorprendente vida.


Dunas en Sossusvlei,desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Greg Willis



Greg Willis



Allan Grey



Monica Guy


Sossusvlei,desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Tscherno


Sossusvlei,desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Tscherno


Sossusvlei,desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Tscherno


Sossusvlei,desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Tscherno


Avestruces en Sossusvlei, desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Greg Willis


Sossusvlei, desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Adomas Svirskas


Sossusvlei, desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Vernon Swanepoel



Joachim Huber



Allan Grey


Sossusvlei, desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
BernhardFotoAlbum



Julien Carnoty



Tscherno



Julien Carnot


Sossusvlei, desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Ángel Hernansáez



Julien Carnot


Sossusvlei, desierto del Namib, Parque nacional de Namib-Naukluft, Namibia
Monica Guy