Pin It

Widgets

10 de los más bellos paisajes naturales de América

En nuestra entrada de hoy os traemos una selección de algunos de los paisajes más bellos de América, la segunda masa de tierra más grande de nuestro planeta, abarcando casi un tercio de la tierra emergida, extiéndose desde el océano Glacial Ártico por el norte hasta el Cabo de Hornos por el sur, en la confluencia de los océanos Atlántico y Pacífico. Una tierra de naturaleza indomable donde se encuentran algunos de los paisajes más bellos de nuestro planeta, desde las Montañas Rocosas a los Andes, desde las selvas amazónicas a las paradisíacas playas del Caribe:


El Parque Nacional Huascarán: Un paraíso altoandino en Perú

El monte Huascarán se alza majestuoso 6.768 metros sobre el nivel del mar en la hermosa Cordillera Blanca, un macizo nevado ubicado al norte de Perú que conforma la cadena montañosa más alta situada entre el Trópico de Cáncer y el de Capricornio, sumando un total de dieciséis picos que superan los seis mil metros de altura. El parque nacional que comprende estas tierras montañosas alberga más de cuatrocientas lagunas, setecientos glaciares y cuarenta y un ríos que alimentan las cuencas del Océano Pacífico y Atlántico, concentrando en sus 3.400 km² una de las zonas de potencial hidrológico más importantes del país. Huascarán constituye también un enclave de gran riqueza natural, sustentando una gran biodiversidad en su fauna y flora e integrando el hábitat de numerosas especies como el Cóndor de los Andes, una de las aves de mayor envergadura del planeta, el puma, el oso andino o el zorro culpeo. Un tesoro natural custodiado por gigantes de roca e hielo que guarecen este enclave puro y salvaje.



Cristian Ordenes



Jeff Warren


Laguna Arhuaycocha en el Parque Nacional Huascarán, Cordillera Blanca, Perú
butforthesky.com


Parque Nacional Huascarán, Cordillera Blanca, Perú
Jeff Warren



Jeff Warren


White Sands: El Desierto Blanco de Nuevo México

El desierto de White Sands se ubica en la cuenca de Tularosa, al norte del desierto de Chihuahua, en Nuevo México, Estados Unidos. A diferencia de la mayoría de los desiertos, la arena de White Sands está compuesta de yeso y sulfato de calcio, confiriendo un tono de radiante e impecable blanco a su desértico paisaje. Un hermoso entorno de resplandecientes ondulaciones blancas que conforma la extensión de dunas de yeso más grande del mundo. Un árido desierto de níveas dunas que se encuentra salpicado por tímidas plantas que continuamente son sepultadas por su cambiante superficie, pues la dunas de White Sands se encuentran en constante movimiento, moldeando bellas crestas, ondas y curvaturas de arena que, lenta pero inexorablemente, terminan por cubrir todo en su camino.



US Mission Canada


white sands National Monument nuevo mexico estados unidos Populus deltoides wislizeni
Miguel Vieira



Bryce David



Corey Taratuta



joevare


Fernando de Noronha: Las islas atlánticas de Brasil

Fernando de Noronha conforma un archipiélago de veintiún islas volcánicas situadas en el océano Atlántico, en el estado brasileño de Pernambuco. Su isla de mayor tamaño es la que da nombre al archipiélago, siendo la única del conjunto que se encuentra habitada. Las otras veinte islas que integran el archipiélago han sido declaradas Parque Nacional Marino por el gobierno brasileño así como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, quedando prohibida la presencia humana en ellas salvo para fines científicos. Protegidas como reserva natural, las islas de Fernando de Noronha comprenden la parte visible de un enorme volcán submarino. Unas islas de belleza sublime que inspiraron a Tomás Moro en 1516 para acuñar el termino Utopía, fascinado por las narraciones extraordinarias de Américo Vespucio sobre este paraíso del Atlántico.



Paulo Henrique



Paulo Henrique



Paula Cristina



Roberto Faccenda


Tupinambis en Fernando de Noronha, Parque Nacional Marino, Islas Atlánticas, Brasil
Crystian Cruz



Ricardo Polisel Alves


Delfines en Fernando de Noronha, Parque Nacional Marino, Islas Atlánticas, Brasil
Crystian Cruz


Arches National Park: El desierto de los Arcos Gigantes

El Parque Nacional de los Arcos se encuentra en el estado de Utah, en Estados Unidos. Este enclave natural alberga excepcionales formaciones geológicas que se perfilan en su paisaje desafiando a la gravedad, pues más de dos mil imponentes arcos de roca, soberbias bóvedas y pináculos, así como numerosos monolitos, permanecen en inverosímil equilibrio desde hace siglos. Un parque nacional que constituye un entorno de milenaria belleza, donde hermosas crestas y vértices bermellones se perfilan contra el azul cielo, donde colosales arcos de roja arenisca nos embrujan con sus fascinantes equilibrios geológicos. Aunque muchas de estas estructuras han sucumbido a la gravedad, muchas otras perduran en su lucha contra esta ley ineludible a través de los siglos.


Arches National Park, Parque Nacional de los Arcos, Utah, Estados Unidos.
Gleb Tarassenko


Arches National Park, Parque Nacional de los Arcos, Utah, Estados Unidos.
Gleb Tarassenko


Arches National Park, Parque Nacional de los Arcos, Utah, Estados Unidos.
Gleb Tarassenko


Arches National Park, Parque Nacional de los Arcos, Utah, Estados Unidos.
ArchesNPS


Arches National Park, Parque Nacional de los Arcos, Utah, Estados Unidos.
ArchesNPS


Laguna Colorada: El lago rojo de los flamencos

Orillada por tierras yermas y baldías, la Laguna Colorada constituye un vasto lago salado de escasa profundidad en el sudoeste del altiplano de Bolivia, en el departamento de Potosí, a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, dentro del área de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa y cerca de la frontera con Chile. El lago abarca una superficie cercana a los sesenta kilómetros cuadrados, contando con un profundidad media de tan solo treinta y cinco centímetros. La Laguna Colorada es singular por numerosas razones, aunque una de ellas destaca sobre todas las demás por la belleza que confiere a sus aguas. Dependiendo de la intensidad de la luz y la hora del día, sus aguas se tornan en bellos tonos cobrizos, bermellones o de un brillante carmesí, por donde campan a sus anchas una plétora de flamencos que danza bajo el azul de la bóveda celeste contra el que se perfilan los picos montañosos de los Andes.



Carlos Adampol Galindo


Flamencos en la Laguna Colorada, Uyuni, Bolivia
Carlos Adampol Galindo



Carlos Adampol Galindo




Jean-François Gornet



Manuel Menal


Las aguas cristalinas del Lago Tahoe

El lago Tahoe conforma el mayor lago alpino de Norteamérica. Un gigantesco lago de aguas dulces y mansas situado en la cordillera de Sierra Nevada, a lo largo de la frontera entre los estados de California y Nevada. Una vasta extensión de aguas puras y transparentes ceñidas por un majestuoso entorno de montaña, donde los arroyos fluyen incesantes alimentados por las aguas del deshielo, donde las cascadas, bosques siempre verdes y pequeños lagos rodean a este gigante de agua dulce acorralado entre montañas.


Las aguas cristalinas del Lago Tahoe, Sierra Nevada, California, Estados Unidos
Steve Dunleavy



Steve Dunleavy



Steve Dunleavy



Steve Dunleavy


Iguazú y la Garganta del Diablo: La fuerza de la naturaleza desatada

Imaginaos por un momento las famosas cataratas del Niágara. Ahora multiplicad por tres su envergadura e intentad concebir esta bella visión en medio de un paisaje selvático. Incluso en esta creativa y fantástica ilusión, la realidad de las cataratas del Iguazú supera ampliamente lo imaginable. Aquí, en el corazón del Parque Nacional de Iguazú, orilladas por una exuberante selva subtropical, nos encontramos con una de las cataratas más caudalosas del planeta, desplazando cerca de 1750 m³ cada segundo. Formadas por un farallón basáltico de casi tres kilómetros de ancho, sus múltiples cascadas emanan enormes brumas que proceden de los impetuosos saltos de agua que descienden imparables desde ochenta metros de altura, generando inmensos cúmulos de agua pulverizada que pueden verse a más de siete kilómetros de distancia. Las cataratas conforman una frontera natural entre Argentina y Brasil, contando con dos parques nacionales a ambos lados de la línea divisoria que protegen esta fuerza desatada de la naturaleza, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1984.


Cataratas del Iguazú. Parque Nacional de Iguazú
Leandro Neumann Ciuffo


Circuito superior de las Cataratas del Iguazú.
Leandro Neumann Ciuffo



Danielle Pereira



Alicia Nijdam



Rodrigo Soldon


Death Valley: El Valle de la Muerte

Este valle de nombre imponente y sombrío es, según las mediciones científicas, el punto más seco y caliente de nuestro planeta. Un agostado y yermo paraje que posee el récord mundial de máxima temperatura registrada desde el año 1913, según los datos de la Organización Meteorológica Mundial, con 56.7°C. Una cuenca ubicada en el sureste de California que integra una parte del desierto de Mojave y abarca una pequeña área del desierto de Sonora, albergando entre sus marchitos territorios la depresión de Badwater, que con 86 metros por debajo del nivel del mar conforma el punto más bajo de toda Norteamérica. Death Valley es un lugar donde contemplar una de las vistas más espectaculares del desierto, desde sus hermosas y doradas dunas de arena hasta sus áridos cañones que nos sorprenden con los vivos colores de sus ardientes rocas, de sus paisajes montañosos y sus extensas llanuras de cuarteado suelo, donde la vista se pierde en un horizonte que parece combarse bajo el sofocante calor.


Racetrack Playa, Parque Nacional del Valle de la Muerte, California
Chao Yen


Zabriskie Point, Parque Nacional del Valle de la Muerte, California
Dennis Redfield


Parque Nacional del Valle de la Muerte, California
jcookfisher


Salar de Badwater, Parque Nacional del Valle de la Muerte, California
Chetan Kolluri


Zabriskie Point, Parque Nacional del Valle de la Muerte, California
Fikret Onal


Las lagunas del Salar de Atacama

Situado al sur de San Pedro y a más de dos mil metros sobre el nivel del mar, el Salar de Atacama se extiende a través de tres mil kilómetros cuadrados dominados por las costras de halita y los limos salinos, conformando una gran depresión sin vías de drenaje flanqueada desde el este por la cadena principal de los Andes y desde el oeste por la Cordillera Domeyko, integrando el depósito salino más grande de Chile. Una vasta superficie, blanca y rugosa, que puede ser contemplada en su totalidad gracias a la nítida visibilidad que confiere la práctica ausencia de humedad en el aire, distorsionando la apreciación de las distancias. Un lugar donde la belleza parece propagarse a través del silencio y donde la tierra se convierte en espejo del cielo, donde las noches prístinas y la escasa densidad de su atmósfera nos revelan su firmamento infinito.


Salar de Atacama. Región de Antofagasta. Chile
Ana Raquel S. Hernandes


Salar de Atacama. Región de Antofagasta. Chile
Ana Raquel S. Hernandes


Laguna de Chaxa. Salar de Atacama. Región de Antofagasta. Chile
Carol Neuschul


Flamencos en el Salar de Atacama. Región de Antofagasta. Chile
Nico Kaiser


Denali: La montaña que reina sobre Alaska

El monte Denali, también conocido como monte McKinley, reina sobre estas tierras montañosas de Alaska cercanas al círculo polar ártico. Con sus 6194 metros de altitud integra el pico más alto de Norteamérica y el "seis mil" más septentrional del mundo, conformando la pieza central del majestuoso parque nacional que lleva su mismo nombre. Denali es mucho más que una montaña, es un cúmulo de ecosistemas donde la vida salvaje vive ajena a los desvaríos del hombre. Un paisaje montañoso salpicado de pequeños lagos, donde la vista se pierde entre las níveas cumbres y sus vastas extensiones de tundra, que integran la mayor parte del parque nacional, además de los pantanos de turba y la hermosa vegetación de la taiga, un bioma que constituye la mayor masa forestal de nuestro planeta.


Parque Nacional Denali. Monte McKinley. Alaska
Denali National Park and Preserve



Denali National Park and Preserve



Maureen



faungg's photo