Pin It

Widgets

Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall

El Glaciar Mendenhall se ubica en el sudeste de Alaska, extendiéndose a lo largo de 19 kilómetros de longitud. Un glaciar y un paisaje circundante de belleza superlativa, que se encuentra protegido bajo el nombre de Mendenhall Glacier Recreation Area, un área designada por el gobierno federal del Bosque Nacional Tongass. Desde el año 1958, el glaciar ha retrocedido 2,82 kilómetros principalmente debido al cambio climático, que provoca que los glaciares se derritan más rápido de lo que lo harían de forma natural. Debido a la fusión del hielo, a lo largo del glaciar pueden encontrarse numerosas cuevas talladas que conforman un auténtico espectáculo natural condenado a desaparecer. Un lugar donde el agua discurre sobre las rocas bajo las bóvedas heladas de tonos cobalto. Este hielo glacial absorbe todos los colores del espectro de luz visible excepto el azul, por lo que la transmisión de esta longitud de onda proporciona a los cristales de hielo estos característicos tonos azulados.

El retroceso del glaciar Mendenhall y otros glaciares de la zona son el resultado de la desintegración del campo de hielo de Juneau, el quinto campo de hielo más grande de América del Norte. Tras un período de neoglaciación que comenzó hace tres mil años y terminó a mediados del siglo XVIII, el glaciar Mendenhall llegó a su punto máximo de avance, comenzando su retirada a partir de este momento. Las nieves perpetuas que caen sobre el campo de hielo de Juneau tardan entre doscientos y doscientos cincuenta años en llegar al valle Mendenhall, por lo que a este ritmo, el glaciar tardaría varios siglos en desaparecer por completo.

Las hermosas cuevas de hielo de Mendenhall presentan enormes riesgos, pues pueden colapsar, ya sea en su totalidad o en parte, siendo su entrada la que presenta una capa de hielo más fina y vulnerable al colapso. Para acceder a ellas, existen dos rutas principales, una de ellas a través de una caminata y escalada sobre el hielo y otra a través de las aguas del lago. Ambas rutas implican riesgos, por lo que se recomienda encarecidamente ir acompañados por un guía que conozca la ruta. La travesía del lago implica remar en kayak a través de las heladas aguas del hermoso cuerpo de agua que ahora se conoce como lago Mendenhall, que no ha dejado de crecer debido a las aguas del deshielo, pasando cerca de la cara del glaciar donde grandes icebergs pueden desmoronarse en cualquier momento. Una vez en el interior de la cuevas, los excursionistas deben tener presente el riesgo de desplome del hielo, que se puede quebrar dejando caer témpanos del tamaño de una nevera. Debido a la fusión y el movimiento del glaciar, el tamaño y el color de las cuevas cambian rápidamente, por lo que al visitarla al cabo de un par de meses pueden haber cambiado considerablemente o incluso haber desaparecido. Además, durante el año pasado, los investigadores han observado los vestigios de antiguos árboles en las cuevas de hielo, pues a medida que se aleja, el glaciar está desenterrando los bosques que han sido congelados durante los últimos mil años.

A continuación os dejamos con las imágenes que retratan la belleza de este espectáculo natural tan bello como fugaz y pasajero. Un viaje a las entrañas de un inmenso coloso de hielo. Un lugar que puede ser visitado por excursionistas y aventureros antes de que desaparezca.


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Andrew E. Russell


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Andrew E. Russell


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Andrew E. Russell


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Andrew E. Russell


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Andrew E. Russell


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Joseph


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Joseph


Las cuevas de hielo del glaciar Mendenhall. Alaska.
Joseph


Glaciar
Andrew E. Russell


Glaciar Mendenhall. Alaska.
David Kobuszewski


Glaciar Mendenhall. Alaska.
Boris Kasimov


Glaciar Mendenhall. Alaska.
Harvey Barrison


Glaciar Mendenhall. Alaska.
Kristopher Volkman