Pin It

Widgets

El parque nacional del Bosque Petrificado

En la parte norte del estado de Arizona, se encuentra una de las mayores y más coloridas concentraciones de bosques petrificados del mundo. Una amplia área de zonas desérticas y baldías donde se encuentran numerosos sitios arqueológicos y muestras de fósiles, especialmente de arcaicos árboles que vivieron a finales del Triásico, hace más de doscientos millones de años. Además de estos gigantes petrificados, los fósiles encontrados en el parque incluyen helechos del Triásico tardío, cícadas, ginkgos, y muchas otras plantas, así como diversa fauna, incluyendo a antiguos reptiles gigantes conocidos como phytosauridae, además de grandes anfibios y algunos de los primeros dinosaurios. Un lugar de enorme belleza escénica donde los paleontólogos llevan trabajando en el estudio de los fósiles desde el siglo XX.

Hace unos 225 millones de años, la región que ahora ocupa el parque nacional del Bosque Petrificado se encontraba cerca del ecuador, en el extremo sudoeste del supercontinente Pangea, por lo que su clima era húmedo y subtropical. En este entorno tan propicio para la vida, los árboles caídos, así como otras plantas y animales fallecidos se acumulaban en los canales fluviales, siendo periódicamente sepultados por los sedimentos de las cenizas volcánicas. Aunque la mayoría de la materia orgánica se descompone rápidamente o es devorada por otros organismos, algunos son sepultados tan rápidamente que se mantienen casi intactos. El sílice disuelto en las aguas subterráneas, procedente de las cenizas volcánicas, se fue acumulando en estos troncos enterrados por los sedimentos, donde los cristales de cuarzo fueron gradualmente reemplazando la materia orgánica, mientras que los variados colores que pueden observarse en la madera petrificada del parque son los rastros del óxido de hierro y otras sustancias combinadas con el óxido de silicio, siendo los mismos colores que adornan este desértico paisaje conocido como Painted Desert.

El parque nacional del Bosque Petrificado fue designado como un monumento nacional en el año 1906, con el claro objetivo de preservar y proteger estos fósiles petrificados debido a su inestimable valor científico. Un lugar donde los paleontólogos encuentran nuevos fósiles, incluyendo nuevas especies de plantas y animales cada año. Unas tierras caracterizadas por sus asombrosos colores y formas, que son testigo de una era pasada y llena de vida, millones de años antes de que el primer hombre hollara la Tierra.


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Petrified Forest - Andrew Kearns


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Petrified Forest - Andrew Kearns


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Andrew Kearns


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Petrified Forest - Andrew Kearns


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Petrified Forest


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Park Ranger


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Petrified Forest


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Petrified Forest


Blue Mesa. Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Ethan Kan


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Mark Byzewski


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Mark Byzewski


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Mark Byzewski


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Petrified Forest - Andrew Kearns


Parque nacional del Bosque Petrificado. Arizona. Estados Unidos.
Andrew Kearns